Exhalando inexistencia

Mi cama esta llena de suspiros vendidos a precio de olvido, porque no hay lagrima que llegue al mar sin antes suspirar. Suspiro porque no puedo estar contigo, por favor duerme conmigo.